Blog

buscar

Dentro de muy poquito, concretamente el 1 de marzo, nuestra pequeña Noa cumplira 2 años.

Pensando precisamente en eso, me doy cuenta de lo rapido que pasa el tiempo y de lo importante que es disfrutar de todos los momentos que pueda con mi maravillosa familia e intentar retener los recuerdos para que perduren y no llegue el momento en el que pueda decir "no recuerdo tal" o "no recuerdo cual".

Siempre digo que creamos recuerdos, y los creamos en el sentido que con el paso del tiempo olvidamos detalles poco a poco hasta que ciertos momentos se vuelven difusos, los recuerdos originales no llegan claros como antes y podria correr el riesgo de caer en el olvido y asi perder esa parte de nuestro tiempo vivido, por eso y como hago en estos momentos a veces me gusta volver la vista atras, ver fotos guardadas de momentos especiales, y poco a poco y sin darme cuenta se vuelve a aclarar esos recuerdos que tenia difusos. Una imagen enlaza con otra contando esa tarde vivida. Vuelvo a recordar el frio que pasamos, como mi pequeña se movia cuando besaba la preciosa barriga de mi mujer o de cuantas veces tuve que comprobar si el disparador remoto disparaba bien y si estaba bien enfocada la foto jajajaja.

Con las fotos volvieron muchos detalles y recuerdos.

Por eso aqui dejo la sesion de nuestro embarazo. Donde podamos volver a recordarla y disfrutarla muchas veces mas.

 

Las sesiones preboda se han convertido en algo prácticamente imprescindible
en cualquier boda.

Nos sirven como ensayo, en un entorno más relajado, sin prisas.
Para muchas parejas( y no son pocas las que me decis "a mi es que no me
gustan las fotos"),os sirve para quitaros el miedo o corte de que os
fotografien,conocernos y romper el hielo y sobre todo que  veáis como trabajo.

Estas sesiones de pareja, son un bonito recuerdo que muchas veces se
utiliza como parte de las invitaciones, en la misma decoración del día de
la boda, o simplemente como adelanto a la boda en redes sociales: es decir,
no son fotografías que se vayan a quedar en un cajón.

Podrás elegir escenarios con gran significado para vosotros y podeis
incluir hobby que tengais,etc

En definitiva, éstas sesiones  forman parte de cualquier reportaje de boda. 

 

El restaurante reservado desde hace meses, el menú confirmado, la floristería que hara tanto los adornos como el ramo, el vestido  con la última prueba, los anillos,  las invitaciones entregadas, repaso de los últimos invitados,  la lista de boda puesta, el destino de la luna de miel elegido y sobre todo el fotógrafo para nuestro reportaje de boda contratado.

Ya no queda nada  todo está listo para ese gran día, NUESTRA BODA. 

Disfruta de ese momento tan inolvidable y no te preocupes por los pequeños detalles lo importante son los novios.

 

El reportaje de boda a de servir para inmortalizar uno de los mejores momentos de tu vida, 

sobre todo para   aquellos que tenemos además la suerte de vivir en Granada, ya que podemos hacer nuestro reportaje de fotos 

en una de las ciudades más bonitas del mundo.

Juanjo Bueno Photografy fotógrajo de Granada con sus reportajes de boda consigue hacer realidad tus sueños, ese reportaje de boda

en un marco incomparable, la Alhambra, el Generlife, 

Además de las fotografías de pre o post boda, vamos a realizar el reportaje de boda : en la iglesia , en banquete ect, pero además queremos darle rienda suelta a la  imaginación y conseguid retratar una boda única y súper divertida, haciendo todas aquellas fotos que se os ocurran, Granada esta llena de numerosos rincones de incalculable belleza.

Tanto si os queréis disfrazar, subir en globo, saltar, correr, que salgan vuestras mascotas, en moto,  todo vale con el fin del plasmar esos momentos que nos evoquen felicidad.

Pero siempre recordar, lo importante en ese día sois vosotros.

 

Reportaje de Boda en Granada

 

Preparativos del Novio

 

Es el día de la boda, es el día en el que dos personas se dirán ante todos que se aman y que su deseo es estar juntos para siempre.

En este día tan importante los novios deben ser naturales, ser ellos mismos…

Evitar las poses, las indicaciones y conseguir que todo transcurra como si yo no estuviera. Como si no hubiera un extraño en lo que debe de ser un momento intimo y único. Ese debe ser el objetivo.

 

Realizar un reportaje de boda donde usamos a los novios como maniquíes puede darnos fotos bonitas, sonrisas y felicidad mirando a la cámara.

 

Hay cosas mas bellas que una sonrisa a una cámara.

 

En los momentos iniciales, cuando ves que el tren empieza a andar, que el avión despega…

Esos nervios de que todo lo que en algún momento parecía un sueño no era así y comienza a ser una realidad. 

 

Que piensas?

 

Estará todo listo? La familia y amigos habrán llegado? Estará muy nerviosa ella? Me la imagino guapísima, con su precioso vestido que tan minuciosamente eligió…

Parece que el tiempo va mas despacio, o posiblemente mi mente vaya mas deprisa…

 

Estas son algunas de las muchas cosas que pasan por la mente una y otra vez mientras se empieza a arreglar para su día. Cara pensativa, por momentos preocupada. Pero a veces levanta la vista y muestra una fugaz sonrisa nerviosa. Complicidad con los que le acompañan…

 

Esto es lo verdaderamente bonito del momento, es lo que me gusta captar en mis reportajes de bodas. Conseguir transmitir en imágenes los sentimientos que hay detrás de los gestos y las expresiones, no hay que quedarse con lo que simplemente se ve, por que lo que hay tras la foto es mas bonito aun.

 

 

Estas cosas son las que hacen que los reportajes de bodas sea uno de los motivos por los que ser fotógrafo de bodas  a mi me merece la pena. Empatizo con las personas y sus sentimientos,de cada boda que realizo me llevo un poco de amor, de alegría, de pena… experiencias para mi corazón.

 

 

Espero que veáis la belleza de los momentos en las imágenes, no son necesarias sonrisas ni miradas a cámaras, son momentos reales, son sentimientos que recordaran toda la vida y que quedan plasmados en mis reportajes de bodas